Chiste de enanos – La cabeza…


Era un tío tan pequeño tan pequeño, que la cabeza le olía a pies…